Auditoría energética


Lo que no se define no se puede medir. lo que no se mide , no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre. (Lord Kelvin)

Venticinco años de experiencia en el diseño, construcción y mantenimiento de instalaciones energéticas en edificios nos avalan para ofrecer un servicio de auditoría energética. Conocemos las instalaciones, sabemos qué medir, cómo medir, dónde medir y cuando medir.

Auditoría energética.


Calificacion energetica, procedimiento

La auditoría energética nos permite conocer el punto de partida. ¿DÓNDE ESTAMOS?, y nos permite analizar los posibles caminos energéticos para llegar a DONDE QUEREMOS ESTAR.

Dónde estamos y a dónde queremos llegar

No es posible conseguir inmuebles de bajo consumo de energía si no se miden los resultados obtenidos después de la construción o rehabilitación energética de la edificación. Independientemente del diseño o la “calificación” será el consumo real el que cuente para alcanzar el objetivo.

Los criterios de diseño no deben imponerse solamente por el coste inicial de la edificación sino que debe tenerse en cuenta el consumo de energía a lo largo de la vida útil estimada de la misma. De aquí la importancia de la auditoría energética.

No obstante todo lo anterior son los usuarios y propietarios de los inmuebles los que deben tener la mayor motivación para la consecución de edificios de bajo consumo de energía. Para ello los técnicos debemos proporcionar los recursos necesarios, como la auditoría energética, complementada con técnicas de simulación energética para realizar análisis realistas de edificios existentes , y poder proponer medidas de ahorro de energía realmente ejecutables y financieramente viables que den garantía de éxito y que ayuden a concienciar a la sociedad.

planificar, actuar, verificar, evaluar

Calificación energética


El espíritu procedente de las Directivas europeas define la certificación energética como un mecanismo que tiene como función “Proporcionar una información objetiva sobre las características energéticas de los edificios a los compradores y usuarios, favoreciendo una mejor transferencia del mercado inmobiliario y fomentando las inversiones en ahorro energético.”

Edificio consumo de energía casi nulo


Es un edificio con un nivel de eficiencia energética muy alto, que se determinará de conformidad con el anexo I de la directiva 2010/31/UE. La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno.

Simulación energética


La simulación de una instalación térmica consiste en estimar con cierta frecuencia temporal, normalmente cada hora, la potencia para proporcionar ciertos servicios.

Se trata de estimar el comportamiento térmico de las diferentes zonas que conforman el edificio y las prestaciones que están dando las máquinas en las condiciones de trabajo puntuales en cada instante de tiempo, con el fin de integrarlas durante el periodo de tiempo simulado.

Monitorización


No basta con la previsión calculada de la eficiencia energética. Es necesario comprobar los rendimientos reales de los equipos consumidores de energía, así como las características operacionales y funcionales determinadas por el usuario.

Es necesario medir, analizar y monitorizar continuamente para poder verificar que las acciones implementadas cumplen su objetivo.